Posteado por: kalicom | 6 marzo 2010

“Heavy metal” contra la explotación en el gallinero

No seré yo quien diga que las gallinas tienen una voz dulce y armoniosa, pero lo que sí parece es que tienen un oído bastante equilibrado, cierta sensibilidad musical y un cerebro que sabe discernir entre estilos musicales y aprecia particularmente la música clásica.

Eso es lo que parecen haber descubierto los granjeros ingleses, que señalan que Bach, Mozart y Tchaikovsky crean un clima de especial relajación en los gallineros, reduciendo el estrés y favoreciendo la puesta de huevos.

La música pop no parece causar el mismo efecto, y ni me planteo los problemas que pueden crear grupos de Heavy Metal como Ántrax, Metallica, Sodom o Destruction.

Aunque… ¡Un momento! Quizá sea esta la manera de luchar contra las granjas industrializadas en las que miles de gallinas histéricas llevan una vida de estrés y sufrimiento.

Aquí va nuestra sugerencia para los activistas de Gallinafeliz que vivan cerca de una granja:

Bafles a tope con metal radical para que las gallinas desfasen y dejen de poner, que contra éstos hay que atacar por el bolsillo.

Anuncios

Responses

  1. Debe ser por eso que nunca he puesto huevos conduciendo por la ciudad, porque aunque soy un poco cobarde, vulgarmente “un gallina”, al parar en un semáforo y escuchar la música barraquera del coche de al lado, se me quitan las ganas de poner.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: